Qué hacer en Calviá

Calvia, destino solo adultos

Viajar a Mallorca en otoño es sinónimo de paz, de descubrir un destino exclusivo que se mueve a un ritmo más tranquilo que en verano. Un destino en el que las cálidas temperaturas aún son protagonistas de sus días, invitando a relajarse en la playa a cualquier hora. El mes de octubre llena de contrastes a la isla otorgando un toque especial a sus hermosos paisajes y se convierte en una época ideal para visitar este hermoso destino lejos del turismo de masas propio de julio y agosto, especialmente en el municipio de Calviá, una de las zonas más exclusivas de la isla para disfrutar de una escapada de desconexión. Un lugar muy recomendable para planear unas vacaciones románticas en Mallorca repletas de lujo, relax y actividades con esta lista de recomendaciones:

  • Una sesión de desconexión. Durante las vacaciones es importante que podamos relajarnos y descansar correctamente. Un día completo en la piscina, con todo tipo de atenciones, nos ayudará a cargarnos de energía al mismo tiempo que podemos ponernos al día con nuestra pareja. Además, en nuestro hotel 5 estrellas con spa en Port Adriano ofrecemos el servicio de spa que incluye una amplia carta de masajes, tratamientos de wellness y cabinas de sal del Himalaya.
  • Un paseo por el puerto. Calviá puede presumir de albergar algunos de los puertos más pintorescos de la isla, y con mayor cartera de servicios. A pocos metros de nuestro hotel de lujo en Calviá se encuentra Port Adriano, un exclusivo puerto deportivo envuelto de bares, restaurantes, boutiques y una oferta cultural que se traduce en conciertos y espectáculos de todo tipo. Los puertos de Santa Ponça y Andratx poseen un encanto mediterráneo ideal para disfrutar de un romántico paseo en pareja por la costa.  
  • Los miradores más románticos de Calviá. Como el mirador del Clot d’es Moro, en el Toro, y Les Malgrats en Santa Ponça, refugios íntimos y tranquilos con unas impresionantes vistas al mar. El mirador del puerto de Andratx es ideal para sentarse y observar el atardecer después de un agradable paseo.
  • Un brindis. Por ejemplo, en alguna de las terrazas de Port Adriano. O con un delicioso cóctel en las sesiones de DJ en la terraza del hotel Pure Salt Port Adriano todos los viernes y sábados. Y para los amantes del vino, las bodegas Son Puig, ubicadas a media hora en coche de nuestro alojamiento, ofrecen catas y visitas guiadas para conocer el proceso de elaboración del vino.
  • Cena romántica. En un entorno inigualable, elegante e íntimo. El restaurante Adriana elabora un selecto menú perfecto para sorprender a su pareja a orillas del mar. Y después de la cena, el restaurante dispone de servicio de copas y cócteles para darle ese toque especial a la velada.

Una escapada romántica a Mallorca en una de las mejores zonas de la isla para desconectar y para recuperar tiempo en pareja.

Post Recientes