5 essentials of the Mallorcan kitchen

5 imprescindibles de la cocina en Mallorca

Para vivir una experiencia 5 estrellas en Mallorca es necesario conocer bien la isla. Y nada mejor para acercarse a su realidad que hacerlo a través de su lado más delicioso: la gastronomía mallorquina. De puro carácter mediterráneo, tiene algunas peculiaridades que le dan un toque especial gracias a algunos de sus ingredientes más tradicionales. Venga a conocer en Mallorca lujo y sensaciones únicas para que su paladar vuelva a los orígenes de la mejor cocina.

Pimentón tap de cortí: Este tipo de pimentón, dulce y de un intenso color rojo, se elabora únicamente en Mallorca, ya que es el resultado de moler unos pimientos rojos que sólo se cultivan en la isla y que previamente se han dejado secar al sol. Por ello, está presente en algunos de los platos más característicos de la gastronomía local, como por ejemplo la sobrasada, a la que otorga su característico color rojo.

Alcaparras: O tàperes, como se llaman en mallorquín. Son más pequeñas que las que se cultivan en otros lugares del país y conservan una textura más firme a pesar de conservarse en vinagre. Además, se utilizan en la cocina local desde hace siglos, así que hoy por hoy es acompañante de platos, ingrediente en una salsa o en una ensalada, así como ingrediente principal en algunas recetas, como la llengua amb tàperes (lengua con alcaparras), que ya era muy apreciada por el Archiduque Luis Salvador ya a finales del siglo XIX.

Hinojo: Esta planta forma parte del paisaje en numerosos rincones de la isla, por lo que también se utiliza desde tiempos inmemoriales en la cocina mallorquina, a la que otorga su profundo aroma y su sabor dulce y anisado, así como sus propiedades digestivas. Se puede encontrar como condimento de numerosos platos, como por el ejemplo en el famoso frito mallorquín. Y no deje de probar el fonoll marí o hinojo marino, que se desarrolla en los acantilados junto al mar y se sirve como acompañante de platos tras haber sido preparado en vinagre.

Tomate de ramallet: Además del uso de los tipos de tomate más habituales para cocinarlos o ponerlos de acompañamiento y en ensaladas, Mallorca cuenta con su variedad autóctona, la tomàtiga de ramallet, que al ser más carnosa de lo habitual se utiliza sobre todo para restregar la pulpa sobre el pan al que después se echa aceite y diversos ingredientes, elaborando así el tradicional pa amb oli. Otra característica de este fruto es que tras ser recogidos, los tomates se ensartan en una ristra que puede conservarse varios meses sin perder propiedades.

Aceite: Y por último, otro de los productos estrellas de Mallorca son las aceitunas, con variedades como la mallorquina, empeltre, picual y arbequina. Y con ellas se elaboran deliciosos aceites de gran calidad con Denominación de Origen reconocida desde 2002, algunos más dulces y suaves, y otros más amargos y picantes. Deliciosos todos ellos e ideales para cocinar y acompañar platos, como el ya citado pa amb oli.

Post Recientes