Fiestas de Sant Joan en Mallorca

Fiestas de Sant Joan en Mallorca

La noche de San Juan es uno de los eventos más emblemáticos del verano en Mallorca que tiene lugar cada 23 de junio. Celebrada en prácticamente en todo el mundo, esta noche sirve para festejar el comienzo de la temporada estival al mismo tiempo que adquiere un significado místico, ya que muchas personas formulan deseos y propósitos para el inicio del verano. En la isla de la calma esta fiesta guarda una importante tradición y es una de las mejores maneras de conocer una parte alternativa de la cultura mallorquina.

San Juan, o Sant Joan en mallorquín, es una celebración que congrega a cientos de mallorquines y extranjeros tanto en Palma como en los pueblos, festejándose, sobre todo, en las hermosas playas y calas. Estas se llenan de hogueras y muchas familias, parejas y grupos de amigos aprovechan el buen tiempo para cenar al lado del mar mientras disfrutan de la música y el buen ambiente. En la capital, la fiesta suele iniciarse a las 20:30 en el Parque del Mar, muy cerca de tu hotel solo adultos en Playa de Palma, con divertidos pasacalles y batucadas para niños mientras se prepara el famoso pregón de fiestas, protagonizado por el “Dimoni Bufó” -el demonio bufón-.

Mallorca posee una larga tradición de “Dimonis” y de “Nits de foc” -noches de fuego-. En prácticamente todos los pueblos de la isla existen “collas de Dimonis”, asociaciones de “demonios” que consisten en grupos de amigos del pueblo en cuestión que durante las fiestas populares se disfrazan de temibles demonios y asustan a niños y adultos durante los correfuegos mientras juegan con fuego y lanzan bengalas y chispas. Un sorprendente espectáculo que en la noche de San Juan adquiere el máximo de protagonismo.

Antes de medianoche se encienden hogueras en las playas y se distribuyen barbacoas por el casco antiguo de la ciudad y por las plazas principales de los pueblos. Del mismo modo que en las fiestas de Sant Sebastián, en Sant Joan las “torradas” mallorquinas con embutidos típicos son la mayor muestra gastronómica de esta celebración.

La música y los conciertos envuelven este ambiente festivo que, a partir de medianoche adquiere un toque místico. La gente se concentra alrededor de las hogueras y se lleva a cabo el siguiente ritual: se echa un poco de vino en la hoguera, se quema un papel en el que hemos escrito aspectos que nos gustaría cambiar y, los más valientes, saltan tres veces la hoguera. Muchos, incluso, se dan un baño nocturno saltando 7 veces las olas en señal de buena suerte.

Si buscas qué hacer en Mallorca durante tus vacaciones, la noche de Sant Joan te abrirá las puertas al verano mientras conoces las costumbres y tradiciones mallorquinas en una fiesta mágica llena de buenos deseos y momentos únicos.

 

Post Recientes